Consideraciones al adquirir una máquina de segunda mano

Sabemos que una máquina nueva tiene un costo elevado, especialmente cuando su compra se considera en los primeros años de operación de una empresa industrial. Por este y otros motivos, hemos encontrado varios casos de empresas que prefieren invertir en maquinaria de segunda mano.

Para que la inversión en una máquina usada traiga más beneficios que problemas, compartimos en este artículo algunas sugerencias, desde el punto de vista de un proveedor de ingeniería en automatización industrial que ha participado en la puesta en marcha de algunas máquinas usadas.

Busque toda la documentación técnica disponible de la máquina

Los manuales de la máquina son documentos que muchas veces se han descuidado y luego hacen mucha falta. Si logra conseguir los planos eléctricos, neumáticos, hidráulicos, así como el manual de repuestos, el manual de operación y de mantenimiento, tendrá altas posibilidades de llevar esta máquina a un estado “como nuevo”.

Al no tener manuales, lo que ocurre es que se empiezan a realizar modificaciones mecánicas y eléctricas que luego crean un ciclo sin fin de paros y mantenimiento correctivo.

Aproveche la oportunidad de actualizar los mecanismos y componentes electrónicos más críticos de la máquina

La tecnología avanza con los años, por lo que algunos sistemas que fueron muy efectivos en su tiempo, ahora ya no se utilizan por diversas razones: baja eficiencia, costos de operación elevados, consumibles escasos, componentes descontinuados, etc. Si encuentra algún sistema obsoleto, evalué opciones de actualización.

Lo ideal es adquirir una máquina nueva, pero en lo que definitivamente estamos de acuerdo, es que no hay mayor satisfacción que completar la puesta en marcha de una máquina que ha sido restaurada.

Si cuenta con el contacto del fabricante de la máquina podrá tener una mejor idea, aunque no olvide que el fabricante tratará de persuadirlo a la compra de una máquina nueva, y a veces tendrá razón en insistirle.

Si la máquina tiene PLC y HMI, asegúrese que cuenta con los programas de aplicación correspondientes

En varias ocasiones hemos encontrado máquinas con PLC en buen estado, pero sin programa de aplicación, usualmente porque la batería se ha agotado. Esto puede garantizarse si se compra una máquina que está en operación. Pero si la compra es en una subasta, busque la forma de asegurarse que el programa del PLC no se ha borrado. Si no es así, tocará programar desde cero (como ya lo hemos hecho), y esto implica costos adicionales de ingeniería que pudieran afectar el presupuesto.

Prefiera una buena marca

Una de las grandes ventajas de comprar un equipo usado, es que puede elegir una marca o modelo que ya ha demostrado su excelencia en el mercado, y que contará con repuestos por muchos años. Si es una marca desconocida, lo mejor es adquirirla en operación.

Esperamos que estas sugerencias sean de utilidad.

Otras publicaciones de interés...

Lo más leído...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.