¿Qué es automatización?

Según la Asociación Internacional de Automatización ISA:

La automatización es la creación y aplicación de tecnología para supervisar y controlar la producción y entrega de productos y servicios.

Las principales tecnologías utilizadas en la automatización industrial son los controladores lógicos programables PLC, sensores y actuadores, instrumentación de proceso, variadores de frecuencia, servomotores, redes industriales, buses de campo, barreras de seguridad, sistemas de información, entre otros.

Automatización de máquinas

Actualizamos tableros de control de máquinas con PLC y HMI obsoletos, ensamblando un tablero totalmente nuevo con componentes de última generación, de fabricantes reconocidos como Siemens y Allen Bradley.

Suministramos e integramos todos los componentes de potencia y control requeridos: interruptores, guardamotores, contactores, variadores de frecuencia, relés, borneras, canaletas de cables, botoneras, displays, pantallas HMI, y por supuesto, el controlador PLC programado según la aplicación.

Control de procesos industriales

La automatización tiene amplio campo de aplicación en procesos industriales: sistemas de bombeo y tratamiento de agua, tanques de almacenamiento, conversión de materias primas, generación de energía eléctrica, entre otros.

Una de las principales características de los sistemas de control de procesos es el uso de instrumentación industrial: sensores y actuadores analógicos que capturan y regulan variables continuas de temperatura, presión, nivel, flujo, etc.

En el control de procesos industriales, además de PLC y pantallas HMI, se pueden incorporar redes de comunicación industrial y sistemas informáticos centralizados de control supervisorio y adquisición de datos SCADA.

Sistemas SCADA

Un sistema SCADA (Supervisory Control and Data Acquisition) permite supervisar procesos industriales en tiempo real, de forma local o remota. Incluye funciones de visualización y control, notificación de alarmas y registro histórico de variables críticas.

Las aplicaciones SCADA se dimensionan de acuerdo al tamaño de cada proceso: desde el monitoreo de la temperatura de un solo horno, hasta los grandes sistemas de supervisión y control de múltiples estaciones remotas separadas a kilómetros de distancia.

En la industria de proceso (Petroleo y gas, papel, ingenios de azúcar, etc.) se utilizan sistemas de control distribuido DCS.