Automatización: Soporte técnico desde casa

Ya van dos meses de cuarentena en El Salvador, y así también en varios países, en todo el mundo. La movilidad de las personas está restringida, solamente los servicios esenciales tienen permiso de contar con su personal en planta, siguiendo estrictas medidas sanitarias. Mientras tanto, las otras empresas pueden operar, pero con su personal trabajando desde casa. Pero hay algunos obstáculos…. y los resolveremos, porque somos optimistas.

Con el tiempo hemos encontrado la manera de ser productivos desde casa, y de trabajar en equipo remotamente. El apoyo de las tecnologías de información y comunicaciones ha sido muy relevante. Habrán buenas prácticas que seguirán en el futuro; algo bueno tenemos que rescatar de todo esto.

Para el caso de una empresa integradora de sistemas de automatización industrial, muchas actividades de ingeniería pueden realizarse desde casa: Programación de PLC, HMI, SCADA, diseño de planos, ensamble de gabinetes de control, etc., siempre y cuando cada técnico e ingeniero cuente en casa con las herramientas mínimas necesarias. Por otro lado, se necesitarán plantas industriales que demanden los servicios de un integrador. Y las hay, gracias a Dios.

Ahora bien, hay algo que se ha vuelto más complicado: Las visitas de soporte técnico en sitio. En estas semanas hemos podido atender algunos casos de fallas relacionadas con automatización, y todos se resolvieron satisfactoriamente sin salir de casa. Pero es difícil evitar que surja un caso más delicado y aumente la presión de un cliente para que nos presentemos a alguna planta.

¿Y si no podemos ir?

El personal técnico de planta: electricistas, instrumentistas, ingenieros tienen ahora un papel mucho más importante en sus empresas para garantizar la continuidad de la producción. En el presente artículo quiero presentar algunas sugerencias para aumentar las posibilidades de éxito en la resolución de problemas de automatización, contando con el soporte técnico remoto de un fabricante, proveedor de equipos, distribuidor o integrador de sistemas.

  • Mantenimiento preventivo. Lo mejor es anticiparse a los problemas. Es importante verificar el buen cumplimiento de las rutinas de mantenimiento preventivo en los equipos críticos. Si la gestión del mantenimiento es débil en este momento, deberán orientarse más recursos para organizarse y estar en una mejor posición.
  • Repuestos críticos en stock. En algunos casos, el problema se resuelve con sólo cambiar un repuesto, pero si éste no está en existencia… Este punto también está relacionado con un buen sistema de gestión del mantenimiento.
  • Capacitación técnica. El personal de planta es quien mejor conoce sus equipos. Es recomendable identificar las tecnologías presentes y equiparse con herramientas para darle soporte. Si el conocimiento y la experiencia práctica es lo que hace falta, será oportuno aprovechar las oportunidades de capacitación en línea que muchos fabricantes y distribuidores de equipos están realizando, muchas veces de manera gratuita. También pueden inscribirse a cursos virtuales de pago, que usualmente son más profundos o especializados, incluso incluyen un diploma o certificación. La disciplina y actitud autodidacta serán factores clave de éxito. Por supuesto, no nos olvidemos de los libros, siguen vigentes.
  • Habilidades de análisis y resolución de problemas. Para este punto afortunadamente puede contar con el apoyo remoto de su proveedor o integrador, pero la rapidez de la solución depende en gran medida de la capacidad del personal que está en planta para comprender la situación e implementar medida correctivas efectivas.
  • Tecnología. Aunque en nuestra región ya están disponibles muchas herramientas de realidad virtual y aumentada, es posible que los costos todavía no estén al alcance de algunas empresas más pequeñas. Pero quien ya lo había considerado, ahora es el mejor momento de arrancar con lo que seguramente será el futuro cercano del servicio técnico.

Por el momento, estas ideas me vienen a la mente; espero que sean de utilidad.

¿Cómo podemos apoyar entonces?

Para tratar de compensar las visitas de campo, estos días hemos desarrollado dos productos de software en la nube, que pueden implementarse rápidamente y de manera totalmente remota:

Para mejorar la gestión del mantenimiento, proponemos un software CMMS (Sistema de Gestión del Mantenimiento Asistido por Computadora, por sus siglas en inglés),

Y en cuanto a la capacitación técnica, creamos una plataforma de cursos en línea, que reúnen toda nuestra experiencia de campo en automatización: PLC, HMI, variadores de frecuencia, SCADA. Todos estos cursos podrán accederse desde un celular o computadora.

El trabajo de campo siempre ha sido apasionante para nosotros, y lo seguiremos haciendo. Pero en estos días, tendremos primero que evacuar todas las posibilidades remotas de servicio, hasta convencernos de que la visita es la única salida a un grave problema.

¿Quién imaginaba que este 2020 sería tan diferente? Pero así es y ya. Nosotros sigamos encontrando lo bueno de esta experiencia.

Un saludo al personal técnico de la industria. Mis mejores deseos en sus labores.

Otras publicaciones de interés...

Lo más leído...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.